El Centro Judicial de Mediación cuenta con un Protocolo de Contención en Situaciones de Vulnerabilidad, Crisis y/o Violencia Familiar, el cual indica que desde el momento en que el mediador es informado o sospecha que una de las partes, o cualquier persona que dependa de ellos, es víctima de una situación de violencia, debe solicitar inmediatamente tener reuniones privadas con cada una de las partes. Para esta instancia, el mediador cuenta con un instrumento de entrevista específico, con el objetivo contener a la parte y solicitar información adicional.


Una vez que se verifica la situación de violencia o vulnerabilidad, se le ofrece a la víctima la posibilidad de realizar una denuncia. Si la persona acepta, se redacta el acta de denuncia y se pone a disposición un vehículo para acompañar a la parte a realizar la presentación.

Además, el CeJuMe cuenta con una red de organismos gubernamentales y no gubernamentales, donde derivar a las partes para que sean asistidas según el caso específico. Algunas de las instituciones que integran la red son: la línea 137 de Atención a las Víctimas de Violencia Doméstica, la línea 102 de la dirección de violencia familiar y de género, la comisaría de la mujer, el centro integral municipal de la mujer y del niño, entre otras.


Finalmente, desde el CeJuMe se realiza un seguimiento del caso para garantizar la contención y la atención a la persona víctima de violencia, y la mediación continúa una vez que están dadas las condiciones que garanticen la integridad de los usuarios del servicio.