¿Qué es la mediación?

La mediación judicial es un procedimiento pacífico y cooperativo de resolución de disputas, gratuito y voluntario. Su propósito es brindar otro modo de acceso a la justicia. Es una instancia a la que usted elige concurrir y acude con sus abogados. El objetivo es impulsar un acercamiento entre las partes en conflicto, con la asistencia de un mediador abogado, de manera que aún cuando no se logre un acuerdo se abran entre ellas nuevos caminos de entendimiento. El mediador es un abogado facilitador de la comunicación entre las partes, que no tiene poder de decisión. Por ello, el acuerdo sea total o parcial, sólo puede surgir de la voluntad de las partes.

 

¿Qué asuntos pueden ser mediados?

Aunque la Mediación es especialmente recomendable para aquellos casos en los que las partes en conflicto tienen una relación que se continuará en el tiempo, en principios
los casos enunciados a continuación son susceptibles de ser mediados, por ejemplo:

Cuestiones de familia: Alimentos, tenencias de hijos, régimen de visitas, liquidación de sociedad conyugal, cuestiones atinentes al divorcio, conflictos sucesorios, etc.

Cuestiones Patrimoniales: Locaciones, propiedad horizontal, ejecución y resolución de contratos, indemnizaciones por daños y perjuicios, conflictos societarios, disputas entre vecinos, etc.

 

¿Cuáles son las características del proceso de mediación?

a) Las partes comunican al Juez que deciden libremente participar en el proceso de mediación (en los casos Derivados de una Causa Judicial).

b) La mediación la brinda el Poder Judicial en forma gratuita para las partes.

c) Las partes individualmente, y también el abogado mediador, pueden en cualquier momento ponerle fin a esta instancia si así lo desean o lo consideran conveniente a sus intereses, devolviéndose el Expediente al Juzgado.

d) Las partes no están obligadas a llegar a un acuerdo.

e) La mediación es confidencial. Antes de iniciar las sesiones, se firmará un “Convenio de Confidencialidad” que establecerá lo siguiente: 1) El mediador no podrá revelar lo sucedido en las sesiones ante el Juez ni ante terceros ajenos al marco de la mediación. 2) El mediador tampoco podrá revelar lo que las partes le confíen en sesión privada, salvo autorización. 3) Las partes y todos los que hayan intervenido o presenciado la mediación también se comprometen a respetar el deber de confidencialidad.

La participación en el proceso de mediación no significa perder otras opciones y alternativas para resolver el conflicto, ni la vía judicial.

 

¿Cómo se trabaja en este Procedimiento?

La mediación se inicia con una sesión conjunta donde el mediador explica el proceso, las partes se presentan y exponen cada una su problema. A continuación, el mediador comprueba si comprendió lo relatado por cada una de ellas. Su función es conducir el proceso y facilitar la comunicación entre las partes para que, juntas y con sus abogados, descubran los reales intereses de cada una y, utilizando criterios objetivos, exploren las diversas opciones para satisfacerlos. El mediador no decide, sino que alienta a los intervinientes a ampliar el repertorio de posibles soluciones al conflicto, utilizando criterios objetivos y de justicia. En caso de ser necesario, se reunirá en sesión privada con cada uno de ellos.

 

¿Se necesita concurrir con abogado?

Sí, su abogado debe asistir a la mediación, para asesorarlo sobre sus derechos.

 

¿Qué función cumplen los Comediadores? 

A diferencia de los mediadores abogados, los comediadores son profesionales de otras áreas (por ej. Psicólogos) a los que Ud. y la contraparte deciden que el mediador convoque para colaborar en el proceso.

 

¿Pueden llevarse testigos, peritos y otras pruebas?

En principio no pueden incorporarse al proceso de mediación pruebas. Mas, podrán traerse a la mesa de mediación, con el objeto de establecer criterios neutrales que coadyuven a que las partes se basen en principios de realidad, con el fin de la obtención de un acuerdo en beneficio de ambos (Consulta técnica, precedentes, documentos de referencia, etc.), sin que ello signifique prueba vinculante para alguna de las partes.

 

¿Qué pasa con la información reservada?

Participar en una mediación significa que la información que aporten las partes no podrá ser utilizada en otros ámbitos. Antes de iniciar las sesiones se firmará un “Convenio de Confidencialidad” que establecerá que:

a) El mediador no podrá revelar lo sucedido en las sesiones ante el Juez ni ante ni ante terceros ajenos al marco de la mediación.

b) El mediador tampoco podrá revelar a la contraria lo que las partes le confíen en sesión privada, salvo autorización; y

c) Las partes y todos los que hayan intervenido o presenciado la mediación también se comprometen a respetar el deber de confidencialidad.

 

¿Cómo finaliza la mediación?

Al finalizar el procedimiento, haya o no acuerdo, se redactará y firmará un acta.

Si se llegó a un acuerdo, sea este total o parcial, el acta que se firme deberá ser presentada para su homologación ante el Juez de la causa. De no arribarse a ninguna solución aceptable, el acta dará por finalizado el proceso de mediación y podrán los intervinientes solicitar que el expediente vuelva al Juzgado para continuar su tramitación (En los casos derivados de una Causa Judicial).