ROL DEL ABOGADO EN LA MEDIACIÓN:

Es posible que usted ya tenga información acerca de que es la mediación. Sin embargo, quisiéramos hacerles conocer los principios básicos con los que se implementa la mediación anexa a Tribunales en nuestra Provincia. A diferencia de la implementación en el orden Nacional y en otras Provincias, los principios básicos que rigen la implementación de la experiencia piloto en Misiones, son producto de consulta con el Colegio de Abogados.
 
Como consecuencia de esta consulta, la mediación judicial ofrecida es otra puerta de acceso a la justicia. Se efectúa en materia de derechos disponibles, sin cargo a las partes, y es totalmente voluntaria para ellas, que pueden elegir al mediador, quien es un abogado (agente o funcionario del Poder Judicial o voluntario). 
 
El proceso se efectúa con representación de los abogados y el convenio de mediación debe ser homologado ante el Juez de la causa, ante quien corresponde iniciar la ejecución en caso de incumplimiento. Se advierte fácilmente que no requiere modificación alguna del C.P.C.C. tramita de modo idéntico a los casos de posible transacción negociada por los abogados.
 
La mediación es simplemente una especie de negociación en la cual interviene un tercero: El mediador como facilitador sin facultad de decisión. Mientras el mediador lleva adelante el procedimiento, el abogado conserva su rol, toda vez que es él quien asesorará legalmente a su cliente y analizará la ventaja o desventaja del posible acuerdo.
 
Por lo tanto la función del letrado, como experto en derecho, nunca puede ser sustituida por la intervención de un mediador.
 
La confidencialidad es otra característica definitoria de la mediación. Antes de iniciar las sesiones, se firmará un “Convenio de Confidencialidad” estableciendo que:
 
a) El mediador no podrá revelar lo sucedido en las sesiones ante el Juez ni ante terceros ajenos al marco de la mediación;
 
b) El mediador tampoco podrá revelar a contraria lo que las partes le confíen en sesión privada, salvo autorización; y
 
c) Que las partes y todos los que hayan intervenido o presenciado la mediación también se comprometen a respetar el deber de confidencialidad. De arribarse a un acuerdo como resultado de la mediación, sea este total o parcial, tendrá valor de un convenio que deberá ser presentado ante el Juez competente para su homologación.